No se si soy la única loca que les llama “aparatos del demonio” a la tecnología, en mi defensa todo esto inició con mi mamá. Desde que empecé a utilizar tecnología mi mamá siempre decía de chiste que eran “aparatos del demonio” y aunque esto pueda tener una connotación negativa, cabe aclarar que no toda la tecnología es mala.

Algo que no entendía cuando era más pequeña es que la tecnología depende del uso que le des, claro que esta es una increíble herramienta la cual ha ayudado tanto a avances médicos como a la educación. Por más buena que esta pueda llegar a ser también puede ser muy tóxica y negativa, creo que uno de sus usos más tóxicos son las redes sociales (se que más de uno de ustedes también pensó en eso), es increíble como hay una red social para absolutamente todo.

¿Quieres ver una foto sin una historia detrás? Esta instagram, ¿Quieres ver videos de quince segundos que acostumbran a hacerte una persona impaciente? Esta tik tok.

Hay muchísimas redes sociales que pueden llegar a ser muy tóxicas rápidamente e incluso pueden volverse una adicción. Así que cuando mi mamá me volvió a decir “aparatos del demonio” ya de grande, lo entendí todo. Desde mi experiencia soy más feliz consumiendo menos y creando más, claro que sigo viendo estas redes sociales, la diferencia es que lo hago con conciencia. Empezar en el mundo de las redes desde una tan temprana edad quizás no fue la mejor opción, pero siendo realista es muy difícil no entrar en este mundo especialmente en la época en la que vivimos. Así que los invitó a todos a estar conscientes y reflexionar acerca de lo que están consumiendo, no dejen que la tecnología se vuelva un “aparato del demonio”.

Camila Laviada S

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *